El ciclismo urbano: una tendencia saludable

By
Updated: abril 8, 2015
Fixie tendencia saludable

El ciclismo urbano representa una verdadera tendencia actualmente, porque no solo ofrece numerosos beneficios para el cuerpo al ser una actividad física, sino que además, es un vehículo para transportarse que facilita economizar dinero y proteger el medio ambiente. Asimismo, los sistemas de bicicleta pública adquieren vida y se prolongan de forma amplia en la nación, con lo cual, cada vez es más factible conseguir una bicicleta fixie y recorrer la ciudad con ella.

Por otra parte, existen movimientos de ciclistas que promueven la bicicleta fixie como estilo de vida urbano y la conformación de grupos sociales que salen a defender esta tendencia, por ello y por todo lo antes mencionado, en la actualidad la bicicleta urbana es toda una tendencia saludable a la cual es posible apuntarse con simplicidad.

Las investigaciones nacionales e internacionales declaran que la bicicleta fixie es el medio de transporte que más proporciona una mejor satisfacción en la movilización diaria. El usuario de auto experimenta frecuentemente situaciones de tensión, generados por carreteras con elevado tráfico, y en ocasiones de rabia, vinculadas con discusiones por el espacio con otros conductores. El desplazamiento en bicicleta y caminar, brindan una mayor tranquilidad personal. Con el fin de recorrer distancias inferiores a siete u ocho kilómetros la bicicleta fixie debe considerarse como la mejor opción de transporte individual por parte de los municipios.

La nueva moda consiste en pedalear

Según el criterio de David Lois, psicólogo experto en movilidad urbana “El coche está perdiendo glamour y cada vez hay más bicicletas en la calle”. No obstante, aún se vincula con un estrato socioeconómico y a un sentimiento de libertad, de acuerdo a las imágenes que enseña la publicidad.

La publicidad resalta las sensaciones positivas, que se relacionan con el manejo bajo específicas condiciones, y por lo general revelan una supuesta superioridad con relación a otras forma de transporte. No basta con contemplar cómo afianzan de manera equivocada una idea de ciudad como ambiente desagradable, establecen una comparación con la selva, y asimismo, en muchas situaciones exponen calles vacías, donde se estaciona con gran comodidad. Todo esto aún a gran distancia de la verdad. Los significados positivos que todavía se vinculan al auto se vuelven frágiles. Incluso en los EE.UU., una sociedad donde la cultura del auto se halla muy afianzada, los jóvenes sacarán el carné después y apreciaran la obtención de otros componentes, como las tabletas o los móviles. Permanecer conectado las 24 horas con los amigos representa una gran relevancia. Además, el auto ya no se integra tan bien en la idea de una cultura urbana moderna, y las administraciones tratan de restringir su presencia en la urbe.

Las ciudades se reformaron desde hace tiempo para los autos. Y es impresionante confirmar que hasta un 70% del espacio se dispone para este medio de transporte. “Lo pienso muchas veces cuando paseo por las calles de mi ciudad, y me digo ¡cómo hemos llegado a esto!: los niños, personas mayores y el resto de peatones casi siempre emboscados en aceras minúsculas, en fila india, temerosos de cruzar un paso de cebra” declara Lois.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *