¿Cómo pedalear sobre tu fixie?

By
Updated: junio 9, 2015
¿Cómo pedalear sobre tu fixie?

Es posible apreciarlas diariamente, en las calles de las inmensas urbes. Están de moda, son bellas y poseen un toque fresco que les fascina a muchos, con esa pureza en su estructura, esos accesorios completamente personales y esa apariencia cautivadora. Son las bicicleta de piñón fijo, o fixie y representan el último grito con respecto a modas de ciclistas. La mayor propiedad de una de estas máquinas es el hecho de que poseen un piñón fijo, esto significa que no disponen de cambios y en la gran mayoría de las oportunidades también de frenos, por lo que la conducción se distingue levemente de la cabeza al comienzo si no está habituado. Por esto, si eres uno de los distinguidos dueños de una fixie nada mejor que seguir estas recomendaciones que te ofrecemos para que puedas rodar con ella del modo más confortable y seguro.

¿Cómo pedalear sobre tu fixie?

La estética de las fixie las ha transformado en un artículo de moda

Es indispensable saber que en la fixie no es posible dejar de pedalear, ni aunque vayas hacia abajo. Por este motivo debes aprender a optimizar tu pedaleo, haciéndolo más eficiente y comunicando con la bicicleta fixie la mayor o menor fuerza a las ruedas en instantes de aceleración o freno. Esta es una técnica algo difícil de aprender y que exige de práctica, sin embargo que resulta completamente necesaria para andar sobre una fixie de manera segura. Cuando sepas cómo frenar pedaleando estarás en condiciones de realizarlo de golpe, derrapando, para obtener una frenada inmediata. Ten calma y efectúa tus pruebas sobre una superficie no muy dura, porque con seguridad al comienzo besarás el suelo unas cuantas ocasiones. Sin embargo, no es necesario que te indiquemos lo relevante que será una frenada a tiempo en mitad de la urbe, ¡no? Llegar a estar sobre la bicicleta con el menor desplazamiento, esto es, en equilibrio mientras la máquina apenas progresa, será otra de la técnicas que deberás dominar. Como todo, al comienzo será difícil, no obstante con la práctica identificarás los mejores puntos de equilibrio en el binomio ciclista-bicicleta, y podrás permanecer sobre ella sin que requieras techar pie a tierra en los semáforos y pasos de cebra.

Habitúate a derrapar. Ponte bien estable sobre el sillín y esfuérzate con las piernas para obtener derrapes suaves y controlados, que te serán de gran utilidad para poder transitar por la urbe con firmeza. Además, con las bicicletas fixie es posible cumplir todas las sugerencias que ya habías interiorizado sobre cómo andar en bicicleta. Será perfecto, por ejemplo, aprender a subir bordillos (de pie sobre los pedales, con un golpe de brazos sobre el manillar), superar vías de tren u otros impedimentos (con la misma técnica que antes, pero ahora realizando igual fuerza con las piernas hacia arriba), o contar con ese “olfato” tradicional del ciclista para conocer qué va a realizar el tráfico unos segundos previos de que suceda (y que solo te lo brinda la experiencia y los kilómetros recorridos). Con todas las recomendaciones previas estarás en condiciones de practicar por la urbe sobre tu fixie.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *