¿Cómo disfrutar de tu bicicleta fixie en invierno?

By
Updated: marzo 11, 2015
bicicleta fixie en invierno

No hace mucho, el invierno era el enemigo número uno de las bicicletas fixie. Frío, lluvia, oscuridad, entre otra serie de incomodidades; no obstante en la actualidad, existen diferentes trucos que permiten utilizar una bicicleta fixie durante todos los meses del año. A continuación te decimos cómo lograrlo a través de estas prácticas recomendaciones:

1. Selecciona bien las cubiertas fixie: las bicicletas fixie se identifican por disponer de cubiertas angostas y con poco relieve. Aunque a priori resulte irónico, esto las hace unas excelentes compañeras para realizar paseos bajo la lluvia. La llantas “cortan” el agua que permanece en el terreno, ignorando así la creencia de que es indispensable poseer una cubierta ancha con mucho relieve. De este modo no es necesario preocuparse por las cubiertas fixie convencionales.

2. Mantenimiento de cubiertas y frenos en indicadas condiciones: es importante que las cubiertas de la fixie no se hallen en exceso desgastadas, es una medida que te será de gran ayuda para que la conducción de tu fixie sea más segura, incluso en condiciones difíciles. Se debe efectuar un cambio al observar que la ilustración se comienza a borrar. Existen gran variedad de cubiertas de distintos precios, colores y dibujos. Otro elemento que es necesario conservar en buen estado son los frenos, tanto el delantero como el trasero si te desplazas en single speed. Es suficiente con verificar que los frenos están bien apretados y de que las pastillas no presentan desgaste, aún así una inspección mecánica no estaría demás.

3. El hinchado de las llantas: un buen truco es desinflar de modo leve las llantas para permitir que la cubierta se adhiera mejor a la superficie. De esta forma, existirá una mayor zona en contacto con el terreno, mejorando la adherencia en especial en caso de lluvia o hielo.

4. Unas buenas luces: se sabe que durante el invierno los días son más cortos porque oscurece más rápido. Regresar a casa del trabajo o salir a beber algo el fin de semana en la bicicleta fixie es posible que se convierta en una dificultad. Considera cuál es el sistema de iluminación que mejor se ajusta en tu fixie y confirma que funciona perfectamente cuando sales del hogar. Por otro lado, existen útiles luces de fácil instalación por las que no es necesario preocuparse cuando dejas tu bicicleta con candado.

5. Utiliza guardabarros: el guardabarros es un accesorio fixie muy útil, particularmente si se emplea una bicicleta fixie con frecuencia y se habita en una urbe lluviosa. No permite mojones y manchas de barro mientras se pedalea, al mismo tiempo que protege a la fixie del barro, así que permanece limpia. Instalar y desinstalar un guardabarros es muy simple, así que es posible incorporarlo en invierno y quitarlo en primavera. Además existen los “ass savers” que se pueden poner y retirar sin herramientas de acuerdo al clima que se presente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *