Clases de manillar para tu fixie

By
Updated: agosto 5, 2015
Clases de manillar para tu fixie

Seleccionar el manillar es una de la labores más difíciles entre quienes van a adquirir una fixie o van a modernizar su antigua bicicleta. El manillar es uno de los elementos fixie más relevantes y no solo por su apariencia estética, sino que a la vez son funcionales. Consiste en la parte esencial de la dirección de la bicicleta y por lo tanto de la clase de conducción que planeemos realizar depende de ella.

Cualquiera de los modelos que existen se caracterizan por ser más angostos que los convencionales manillares de bicicleta, como los de las bicicletas de paseo o las Mountain Bike. La razón es simple: las fixies están diseñadas para desplazarse sobre el asfalto de la urbe, y con manillares más angostos es más fácil abrirte espacio entre el tráfico.

Cuando elegimos un manillar, debemos considerar todos los elementos fixie que constituyen la dirección: manillar, cinta del mismo manillar, puños, potencia y la dirección. En este artículo nos enfocaremos particularmente en el manillar. Existen cuatro clases de manillares fixie:

Manillar de pista

Conserva la estética de los manillares ciclistas y son los que se emplean en los criteriums fixie en pista. Su apariencia otorga a la bicicleta un estilo más convencional y clásico. Son más confortables para los desplazamientos breves, ya que en los recorridos más extensos, te exige llevar la espalda más baja. Si estás acostumbrado a usar una bicicleta de carreras, te sentirás cómodo con ella desde el comienzo.

Clases de manillar para tu fixie

Manillar de persecución

Asimismo identificados como manillares Bulhorn, este elemento fixie te posibilita sostener una postura más aerodinámica. Por esta razón, es posible conseguir mayores velocidades. Si te desplazas por inmensas rectas, sea sobre asfalto o por carril-bici, sin obstáculos (pasos de cebra, semáforo, entre otros) indudablemente será tu manillar.

Manillar de doble altura

Son los más confortables y funcionales y además lo más conocidos en las bicicletas fixie. Facilitan un manejo de la bicicleta y son los más adecuados para quienes entrenan con una fixie, debido a que mantienen una posición erguida y confortable sobre la bicicleta. Si adicionalmente vas a continuar usando manetas para los frenos, su forma de colocarlo es a la vez más simple. Asimismo existen manillares de doble altura con cesta incluida.

Manillar recto

Otra excelente alternativa si lo que prefieres es conducir con tranquilidad. Son elegantes y manejables por igual, pueden poner un detalle de estilo en tu fixie.

Para quienes a penas comienzan con una bicicleta fixie o no están muy acostumbrados a montar sobre dos ruedas, es conveniente empezar con un manillar de doble altura o con uno recto. Si te vas sintiendo paso a paso más seguro, siempre tendrás la posibilidad de modificar el manillar por uno de pista o de persecución en un futuro, cuando te hayas habituado al empleo de la fixie.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *