5 claves para elegir la mejor fixie

By
Updated: febrero 18, 2015
elegir fixie

La fixie consiste en una adaptación de la bicicleta que se emplea en la pista, en los velódromos, donde se desprende de una serie de componentes, como los frenos, cables, guardabarros, entre otros. La bicicleta está desnuda. Un cuadro, manillar, sillín, pedales y dos ruedas. Esta clase de bicicletas se caracterizan principalmente porque su piñón fijo hace que siempre se deba ir pedaleando, en ellas no existe lo que se denomina punto muerto, que facilita girar la rueda trasera mientras descendemos una cuesta, por ejemplo, sin dar pedales. Si nos detenemos al pedalear la bicicleta frena, aquí radica el mayor atractivo de estas bicicletas que posibilitan una conducción completamente diferente al resto.

Claves a considerar para elegir una fixie

1. Piñón fijo, piñón libre: debido a que la mayoría de ellas montan los dos, uno a cada lado del eje de la rueda. En caso de no adaptarse al piñón fijo o si transitamos por una zona donde los frenazos son frecuentes es posible cambiar a piñón libre solo con desmontar la rueda y situarla por el lado del piñón libre. De este modo tenemos la estética de la fixie, no obstante con una conducción normal. Es una alternativa interesante en especial cuando empezamos en esta clase de bicicletas, para poder acomodarnos paso a paso a esta manera de conducir.

2. Los frenos: como los distinguimos en las bicicletas normales por lo general no se montan en las fixies. Con el fin de ayudar a los más noveles, se monta el freno delantero debido a que el trasero será suficiente para dejar de pedalear para que la bicicleta frene. Moviendo nuestro peso hacia la rueda delantera, hacia un lado u otro la rueda derrapa, lo que puede hacer la conducción muy entretenida.

3. El manillar: es posible que sean de diferentes clases, ya sea el tradicional cuerno de cabra de bicicletas de carretera, el de contrarreloj, más breve y señalando hacia arriba, o uno más similar a las bicicletas de montaña. Por lo regular es muy angosto, para de esta manera permitir la circulación entre el tráfico, lo que además al comienzo puede ser un poco más difícil la adaptación.

4. Las ruedas de perfil alto: aunque no son indispensables, si marcan tanto la estética de la fixie que representan uno de los motivos por los que muchos seleccionan estas bicicletas. Son ruedas que poseen una llanta más alta, de diferentes colores que mezclamos a la vez con las cámaras de color, lo que nos facilita idear una estética verdaderamente muy llamativa. Las ruedas de perfil alto se emplean mucho en carreteras y funcionan excelente cuando el asfalto es muy fino, sin embargo si disponemos de numerosos baches no son tan estables y transmiten en gran medida la vibración que una rueda tradicional.

5. Estética o empleo: este es el factor clave para la gran mayoría, debido a que una fixie no cuenta con un guardabarros que nos evite perdernos si llueve, no vamos a disponer de una canasta, para transportar nuestro equipaje de manera cómoda, etc. De acuerdo a esto, no consiste en una bicicleta confortable de usar, aunque actualmente están tan de moda que es posible observar algunos avances de bicicletas urbanas con piñón fijo, y la estética fixie, sin embargo con todos los componentes de confort de una bicicleta urbana. Una estética especial que reúne lo mejor de los dos mundos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *